On-Board Diary: Day One

lunes, febrero 06, 2006
Aquí comienza la andadura de la que espero que sea la mejor aventura de Serenity, mi día a día particular como capitán de la nave FireFly, que seguro aburrirá a propios y extraños, pero que servirá para expresar mis inquietudes, mis sensaciones, mis aficiones y todo lo que (se) me vaya ocurriendo.

Y como el día del despegue de Serenity tenía que ser un día especial, nada mejor que hacerla despegar el día en el que he conducido un coche por primera vez. Que no vea usted que acojono! En cuanto el profesor ha visto que me desenvolvía mínimamente me ha metido en zonas con tráfico el muy cabrito. "Así, así, eso es, tranquiiilo, vaaale, bien, sigue, sigue". Parecía que le habían sacado de una peli porno al cabrón. Pero he sobrevivido a los mandos del coche, así que habitantes de San Sebastián, podéis dormir tranquilos, creo que ya no atropellaré a vuestros hijos e hijas! Pero por si acaso en mi FireFly seguiré teniendo a Wash como piloto. Por si las moscas.

Pero no es el único acontecimiento fuera de lo normal de hoy. Y eso no suele ser bueno, bastante es que no me haya matado en coche como para que me ocurriera algo bueno. Y es que así es mi suerte, perra vida, pero ya os iréis acostumbrando los incautos que os acerquéis a este blog (ya habrá alguno?). Pues resulta que mi ex-novia (la única, para las interesadas en mi casi inexistente vida privada) me ha dicho por el intercomunicador de la nave (osea, el msn) que es muy posible que deje a su novio porque sigue sintiendo algo por mi. Genial, eh? Ni siquiera Inara se resiste a mis encantos, jeje. Aunque yo sí a los suyos, y no tengo nada claro de lo que siento. Y, pensándolo fríamente, ahora que Serenity ha tomado rumbo a Inglaterra (prácticas en el extranjero durante 3 meses), sería un momento horrible para retomar una relación. Así que en esas estamos.
Y con dos exámenes esta semana, y el teórico de coche la siguiente. Shiny!

Bueno, aparte de todo esto, el blog está algo soso (aunque la plantilla mola, eh?) e iré modificandolo poco a poco y poniendolo bonito, aunque eso suele ser cosa de Kaylee hay cosas de las que el capitán tiene que ocuparse personalmente.

Hasta la siguiente entrada.
posted by Mal Reynolds at 8:34 p. m. | Permalink |

[ de vuelta a la nave ]

Comments for On-Board Diary: Day One

Sobre mí

Nombre:

Posts Anteriores

Archivos

Credits

V4NY ONLY TEMPLATES

Powered by Blogger

Firefox